J!Analytics

Bajo Aragón Digital
Búscate en la 10K y Solidaria
Lunes, 20 de Abril de 2015 00:00

Leer más...
 
La arquitecta municipal indica en una carta al director que las grietas no eran de su competencia
Jueves, 27 de Abril de 2017 00:00

Fotografía del 11 de diciembre de 2016. Misma zona donde comenzó el derrumbe del 18 de abril

La arquitecta del Ayuntamiento de Alcañiz, Sonia Celma, envió una carta al director a Bajo Aragón Digital que fue publicada el pasado martes. En ella habla de su actuación del 11 de diciembre, cuando recibió el aviso de las grietas aparecidas en el primer paseo del cerro Pui Pinos, justo donde el pasado 18 de abril comenzó el derrumbe que se llevó por delante dos viviendas entre el cerro y la carretera de “El Corcho”.

La arquitecta dice en su escrito que recibió una llamada telefónica de la Teniente de Alcalde por unas grietas que “habían inquietado a la Policía Local y requerían mi visita técnica”.

Indica que acudió a la zona y que al ver dónde era, “en una zona de jardines del Cerro en los que evidentemente se apreciaba una grieta”, consideró que “me habían llamado para algo que estaba fuera de mis competencias” e indica que envió unas fotos de aquello a Medio Ambiente, al considerarla el área responsable “del mantenimiento de zonas verdes”. La arquitecta, dice que informó a la Policía Local “que mantuvieran el perímetro de seguridad hasta que el área responsable decidiera”.

No obstante, la arquitecta dijo estar trabajando estos días “para saber cuáles han sido las causas que han generado esta catástrofe”.

Bajo Aragón Digital se puso en contacto con la técnico de Medio Ambiente el mismo día en el que la carta al director de la arquitecta fue publicada y le preguntó por tal responsabilidad. La técnico de Medio Ambiente no quiso hacer declaraciones.

En la carta al director de la arquitecta en ningún momento se niega la relación entre las grietas de diciembre y el derrumbe del 18 de abril.

 

Compartir

 

 
Alcañiz. Ya duermen en diez de las viviendas desalojadas por el derrumbe
Martes, 25 de Abril de 2017 00:00

Tras seis días desalojados, vecinos de diez viviendas que se encuentran en la zona del derrumbe del cerro Pui Pinos de Alcañiz regresaron a ellas a dormir el pasado domingo. El sábado se les permitió acceder, pero no pasaron allí la noche porque hasta el domingo al medio día no tuvieron suministro de agua. Varios de estos vecinos se mostraron con mejor ánimo porque habían comprobado por sí mismos que sus viviendas estaban en buen estado: “hemos mirado si había grietas, pero no hay”, indicaba ayer una vecina.  Al mismo tiempo, lamentaron la situación de quienes todavía están desalojados, la de los que han perdido sus viviendas, pertenencias o vehículos y la de cuyos hogares están afectados.

El Ayuntamiento asegura que estas diez viviendas no están dañadas.

Varios de los desalojados han sido trasladados del hotel Guadalope al hotel Ciudad de Alcañiz, ya que el primero tenía todas sus habitaciones reservadas para estos días. El resto permanecen en casas particulares.

Mientras tanto el Ayuntamiento está proporcionando viviendas a aquellos que las tienen afectadas.

Se trata, según indicaron desde el consistorio en un comunicado publicado en Facebook, de “pisos de alquiler con todas las prestaciones para las personas que no podrán acceder a sus domicilios en un corto espacio de tiempo”.

Este puente de San Jorge se ha continuado retirando rellenos artificiales que, según el consistorio “cubrían lo que parece ser una antigua cantera que en estos momentos está quedando al descubierto”. Se indica en el comunicado que se retiró una “cuña norte del deslizamiento evitando su desmoronamiento hacia la base de la ladera” y que se continuaría eliminando la “cuña sur resultante del deslizamiento y que todavía tiene riesgo de deslizarse con una masa importante de tierras”.

El Ayuntamiento suspendió el tradicional acto del Vencimiento del Dragón que todos los años, por San Jorge, se realiza en la plaza de España y en el que participan voluntarios, asociaciones de recreación ycaballos, debido “a los trabajos para solventar el derrumbe en el cerro Pui Pinos”, indicando que por esa plaza “pasan continuamente los camiones que extraen tierra del descabezado del cerro”. Igualmente, se suspendió la comparsa de Gigantes y Cabezudos, pero se mantuvieron los puestos de libros y flores (trasladados a la calle Alejandre), la judiada en La Glorieta y un festival de música interpretado por diferentes artistas bajoaragoneses.

Al comunicado de la suspensión en Facebook siguieron numerosos comentarios de personas molestas con esta decisión del Ayuntamiento, quienes proponían trasladar el acto a otras zonas de la ciudad, como la plaza de Toros, la plaza San Francisco o “la explanada del Castillo”.

Compartir

 

 
Alcañiz. Vecinos recuperan vehículos y enseres de la zona del derrumbe
Miércoles, 26 de Abril de 2017 00:00

Una excavadora juntó un poco los cascotes antes de que se diese paso a los vecinos a sus viviendas

Varios de los vecinos que continúan desalojados de la zona del derrumbe del cerro Pui Pinos de Alcañiz pudieron sacar este martes coches y un tractor de sus garajes.

También se permitió que los vecinos del edificio ubicado entre la carretera y la ribera entraran en sus viviendas y recogieran enseres. Los llevaron consigo a donde actualmente se alojan: el hotel Ciudad de Alcañiz o casas particulares.

Esta recogida se hizo en apenas una hora, entre las 17:30 h. y las 18:30 h. y con la vigilancia de Policía Local y Bomberos y después de que la excavadora juntase un poco los cascotes de la carretera para garantizar la seguridad.

También para permitir retirar el coche que estaba aparcado en la carretera y sobre el cual cayeron las dos casas que desaparecieron el 18 de abril, cuando se produjo el derrumbe. Se lo llevó la grúa.

Además, la máquina excavadora retiró parte del escombro que había caído a la ribera y que obstaculizaba el paso al almacén de una empresa de construcción. El responsable de esta empresa llevaba sin poder trabajar desde el 18 de abril y ayer se retiró parte de los cascotes para permitir que pudiese sacar sus vehículos y maquinaria de trabajo, una situación similar a la del agricultor que pudo recuperar su tractor.

Entre los restos de las dos casas derruidas, que ocupan el ancho de la carretera y parte de la ribera, se encuentran todavía los enseres de quienes vivían en ellas. Está previsto que en los próximos días se realice un triado del escombro con una máquina para que los vecinos puedan recuperar sus pertenencias, lo que se haría de manera privada.

Este martes, en la zona del derrumbe, entre los vecinos se vieron lágrimas, tristeza, cansancio, nervios, agradecimiento y solidaridad.

Se acercaron también varios curiosos, como una pareja integrada por un alcañizano ausente, que viajó ayer a Alcañiz para acercarse a la zona del derrumbe. El alcañizano recordó que su padre era trabajador del Ayuntamiento cuando hace, aproximadamente, 65 años se crearon los paseos del cerro Pui Pinos.

También a pie de “El Corcho”, Antonio, un anciano vecino de Alcañiz, recordó que en la zona afectada, cuando él era pequeño, había una herrería donde colocaban los cascos a los caballos y también un veterinario.

Un dron sobrevoló hace unos días la zona tomando imágenes del exterior y del interior de las viviendas afectadas. Fueron publicadas por la Agencia EFE y pueden verse en este enlace.

 

Compartir

 

 
El Ayuntamiento no respondió a una recomendación del Justicia sobre desprendimientos de Pui Pinos
Viernes, 21 de Abril de 2017 00:00

Fotografía de enero de 2017. Zona del derrumbe del 18 de abril

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, recibió el 10 de marzo de 2016 la queja de un vecino de Alcañiz por desprendimientos de rocas del cerro Pui Pinos a la Ronda de Teruel (“El Corcho”).

El motivo de la queja del vecino era “la pasividad del Ayuntamiento de Alcañiz para asumir la responsabilidad sobre los bienes de su propiedad que suponen un grave riesgo para las cosas y la integridad de las personas” y rogaba al Justicia de Aragón “que emita recomendación a la Administración Municipal para que proceda a la inmediata consolidación del talud en la forma determinada por los técnicos competentes”.

Tras recabar la pertinente información del consistorio, el 17 de junio de 2016 el Justicia de Aragón emitió una Recomendación Formal al Ayuntamiento de Alcañiz para que “se recabe informe técnico que determine si la situación denunciada en queja es, o no, de grave peligro, a los efectos, si procediera, de considerar la existencia, o no, de una situación de emergencia, y consecuente contratación de las obras, aun sin existir consignación presupuestaria hasta la fecha”.

“Y, en todo caso, en el plazo más breve posible, se de cumplimiento por ese Ayuntamiento a la obligación de tramitar y aprobar el Proyecto de Presupuesto municipal para el presente ejercicio 2016, incluyendo en el mismo partida presupuestaria para la ejecución de las obras de reparación del talud que se consideran precisas, conforme al Proyecto Técnico informado favorablemente por la Arquitecta municipal, en fecha 18 de mayo de 2015.

Agradezco de antemano su colaboración y espero que en un plazo no superior a un mes me comunique si acepta o no la Recomendación formulada, y, en este último caso, las razones en que funde su negativa”.

Según informó ayer el Justicia de Aragón a Bajo Aragón Digital, el Ayuntamiento no contestó a la Sugerencia y, a los tres meses de formularla y tras los correspondientes recordatorios, el Justicia de Aragón archivó el expediente sin respuesta del consistorio.

 

Compartir

 

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 287

-